Talkin' 'Bout New Orleans Siguenos en Facebook
Separador Radio Separador Podcasts Separador Fotografias Separador Blog Separador Sobre este blog Cuadrado negro
Separador
Cuadrado negro  
Siguenos en Twitter
Dos de Mardi Gras: La música
7 de marzo de 2011

¡Ah, la musique! El jazz, el funk, el bounce. ¿Qué sería de Nueva Orleans sin música? ¿Y qué sería de la música sin Nueva Orleans? Seguramente las dos saldrían perdiendo, así que mejor que esta simbiosis siga saludable.

A diferencia de muchas otras cosas de Nueva Orleans, el nacimiento de Mardi Gras no está relacionado con la música. Lo que ocurre es que aquí no se puede hacer nada sin que se acople una banda, alguien cante sobre ello o se organice un concierto. Además, muchas de las bandas tradicionales no necesitan para poder actuar más que un lugar donde hacerlo - una esquina, un bar, una plaza. La música es hoy día uno de los muchos elementos de Mardi Gras, las salas de conciertos se vuelcan, aprovechando el gran número de visitantes y organizaciones de todo tipo contratan a bandas para sus eventos, desfiles o lo que se tercie.

Nueva Orleans tiene aproximadamente 350.000 habitantes, aunque durante Mardi Gras esa cifra se multiplica (un dato que no tiene nada que ver pero que demuestra el impacto de estas fiestas: en 2009 las arcas municipales ingresaron 322 millones de dólares durante estos días). Aunque una buena parte de los visitantes se concentra en emborracharse en Bourbon Street, la música, y sobre todo la música de Nueva Orleans, es una de las grandes protagonistas del carnaval. Hoy tendrán lugar a lo largo de todo el día, desde las diez de la mañana y durante toda (TODA) la noche alrededor de cien conciertos.

Y sobre todo de artistas de Nueva Orleans, gente que quizás no sea tan conocida fuera, pero de un nivel brutal, como Papa Grows Funk, el bouncero Juvenile, Rebirth Brass Band, Charmaine Neville Band, Tuba Skinny, Galactic o Panorama Brass Band (esta última, por ejemplo, existe sólo durante Mardi Gras - el resto del año se llama Panorama Jazz Band, que toca sentada -. De hecho, su último disco se llama “17 days”, que son los días que distan desde el desfile de la Krewe du Vieux hasta Mardi Gras - aunque no sea oficial, un poco el principio y el final del carnaval).

Así las cosas, podemos decir que durante Mardi Gras Nueva Orleans es un desparrame de música. A todas horas. Las bandas corren de una sala a otra, tocan dos o tres conciertos en una noche, para que la gente baile y la fiesta no decaiga. Los horarios dependen un poco de los desfiles y se van encajando como un puzzle, pero la gente se olvida pronto de mirar el reloj. Siempre hay algo que escuchar y desde luego el consejo es no hacerse un plan de eventos demasiado estricto. Las probabilidades de que no consigas ver al menos la mitad de las cosas que querías son enormes. Las posibilidades de que termines viendo algo que no esperabas y que disfrutas más incluso son aún más altas. Es mejor dejarse llevar.

Y si no consigues llegar a un concierto, posiblemente es porque te has quedado en una secondline. Desfiles de bandas de metales que serpentean por las calles de French Quarter, Tremé y Fauburg Marigny (los barrios históricos de la zona francesa) sin un recorrido fijo, parándose a comer o beber dónde quieren y arrastrando consigo a quien quiera seguirles. En realidad second line se refiere precisamente a la multitud que sigue a estos improvisados desfiles. Son ellos los protagonistas (un ejemplo, en este vídeo).

Y el lunes es la gran noche. Nadie duerme porque Mardi Gras comienza temprano y hay que prepararse. Zulu y Rex, las dos Krewes principales, salen a las 8 de la mañana y para mediodía han terminado. La fiesta sigue, desde luego, pero tampoco mucho más allá. La costumbre manda que la policía a caballo de Nueva Orleans pasa por Bourbon Street, epicentro tradicional de los noctámbulos, a las doce de la noche del lunes y manda a todo el mundo a casa. Entonces, y sólo entonces, el carnaval ha terminado.



ARTICULOS RELACIONADOS


2012 ® Talkin’ ‘Bout New Orleans - talkinbout@talkinboutneworleans.com